enlaces toxicos
Mejorando nuestro Link Profile: cómo identificar Enlaces perjudiciales

¿Crees haber sido penalizado por Google? ¿Has recibido la famosa notificación de Google informándote de que has incumplido su guía para Webmasters? Entonces ha llegado el momento de revisar tu link profile (o perfil de enlazado) con el propósito de identificar links perjudiciales.

He sido víctima del SEO negativo”, “yo no he hecho nada, fue el anterior SEO”. A pesar de la increíble habilidad que tenemos SEOs para echar balones fuera, toca hacer un ejercicio de autocrítica y recapacitar qué hemos hecho y qué no deberíamos haber hecho

 

En primer lugar puedes usar Linkresearchtools . Esta herramienta indica directamente  cuáles son los enlaces entrantes que te están perjudicando. A pesar de su eficacia se trata de una herramienta extremadamente cada, fuera del alcance de muchos profesionales.

La segunda opción se basa en analizar tu link profile de un modo manual. Para ello en primer lugar deberás descargarte todos los links entrantes a tu sitio web. Si no dispones de herramientas de pago como ahrefs, Open Site Explorer o Majectic SEO puedes acceder a Google Webmaster Tools y descargar todos tus enlaces entrantes ordenándolos por dominios.

Google enlaces

Analizando nuestro Link Profile: señales de que algo va mal.

Sin analizar todos los dominios que nos enlazan uno a uno a simple vista ya podemos ver si hay algo que no funciona bien. ¿Qué debería preocuparnos?

  • Escasa variación en el uso de los anchor text. Antes de la implementación de Google Penguin  si querías posicionar un contenido para una búsqueda determinada funcionaba extremadamente bien construir cientos o miles de enlaces cuyo texto era la palabra clave que deseábamos posicionar. Esto ya no funciona y variaciones insignificantes en el anchor text de nuestro perfil de enlazado puede ser la causa de nuestro problema
  • Enlazado desde páginas en otros idiomas que no guardan ninguna relación. Si compruebas que en tu perfil de enlazado abundan los enlaces desde páginas que poco o nada tienen que ver con tu contenido y que encima están en otro idioma sospecha lo peor.
  • Enlazados desde páginas de dudosa moralidad tales como pornografía,  casinos etcétera.

Analizando cada enlace: ¿qué debe hacerte sospechar?

Una vez realizada esta visión en conjunto tenemos que analizar uno a uno todos los dominios que nos enlazan e identificar la posición de los enlaces. ¿Qué enlaces son malos? ¿De qué forma puedo medir si un enlace es bueno o malo?

Cada profesional tiene su propia metodología, todas igualmente válidas o discutibles. Personalmente baso mi criterio en la calidad del sitio web que me enlaza y en su perfil de enlazado clasificando los sitios en varias categorías:

 

Enlaces procedentes de sitios de muy buena calidad de tu sector:

Estos son los enlaces que más valor aportan a tu sitio web y a los que debería ir orientada tu estrategia de construcción de enlaces. Por ejemplo, si escribes  sobre economía te interesaría recibir un perfil de páginas como, por ejemplo, el blog Salmón

1

 

Enlaces de alta calidad:

Imagina que a tu web la enlaza una página como El Mundo o ABC. Estas páginas no tratan la misma temática que la tuya pero siguen siendo de nuestro interés por la enorme calidad del dominio.

 

Enlaces de calidad media-baja:

Esta categoría englobaría aquellos links procedentes de sitios que, si bien no son tan valiosos como los anteriores, son necesarios para mantener un link profile natural ya que, siguiendo con el anterior ejemplo  del blog sobre economía, no sería natural que el 100% de nuestros enlaces procediesen de páginas de la talla como el Blog Salmón.

2

Enlaces procedentes de sitios penalizados:

Granjas de enlaces, directorios de enlaces… aquí ya es donde tenemos que preocuparnos. Se trata de dominios que en el mejor de los casos enlazan a cientos de páginas muy diversas y que, en el peor, enlazan contenido penalizado por Google. ¿Cómo podemos  identificarlos? Veamos unas pautas que pueden ser muy orientativas:

  • Reciben cientos de miles de enlaces desde un número muy reducido de dominios:

3

Si bien hay casos mucho peores, este dominio recibe casi 20.000 enlaces de tan sólo 54 páginas distintas (unos 370 enlaces por páginas). ¿De forma natural tú enlazarías 370 sitios desde tu dominio? Si, si decides incluirlo en tu footer o en tu slidebar pero una página que ha basado su estrategia de posicionamiento exclusivamente en esta técnica (además habría que analizar la calidad de la página que enlaza) es muy probable que haya sido penalizada.

  • A pesar de que un dominio recibe miles de enlaces… su Page Rank es 0.
  • Buscamos el dominio en Google… y no aparece, indicador de que el dominio entero ha sido penalizado por Google.
  • En el propio sitio web encontramos enlaces a sitios web pornográficos junto a nuestros enlaces.
  • El sitio web está en otro idioma (ucraniano, polaco etcétera).
  • La temática del sitio web que nos enlaza poco o nada tiene que ver con nuestro sitio.

 

Retirada de los enlaces tóxicos.

Una vez identificados… toca eliminarlos. Si son enlaces por los que has pagado o sobre los que has tenido algún tipo de control lo más recomendable sería contactar con el Webmaster del sitio web y solicitar su retirada.

De no ser así, deberías recurrir a Google Disavow Links.  Esta herramienta, no exenta de debate y polémica, debe usarse como último recurso y con extremo cuidado para no retirar enlaces beneficiosos.

Con tu Link Profile analizado y los enlaces perjudiciales detectados puedes enviar a Google un archivo en texto plano (.txt, nada de Word ni Excel) con los enlaces que deseas desautorizar. Si deseas desautorizar un dominio completo la sintaxis sería:

domain: sitio.com

 

Y… ¡manos a la obra! Se trata de una tarea pesada y nada agradable pero necesaria y que a la larga generará sus frutos… ¿Preparado para empezar?

 

más información, de la mano del blog del autor invitado 🙂